miércoles, 21 de octubre de 2009


La respiración como principio vital.




Lo primero que hacemos al nacer es respirar, y de ese modo se manifiesta la vida, y también es lo último que hacemos antes de partir, damos el último aliento.
-Pero de donde venimos, antes de dar el respiro inicial, y adonde vamos cuando dejamos este cuerpo?
-Además, durante toda la vida, para que ésta se manifieste en nosotros, todo el tiempo necesitamos inhalar y exhalar.
Entonces nos preguntamos, ¿ qué es la vida?
Podríamos definirla de maneras diversas, pero en lo que si todos acordamos es en saber cuando alguien esta vivo o no lo está.
Ahí vemos la importancia de éste ritmo respiratorio, en principio automático, regido por el sistema nervioso central autónomo.
-Pero, también podemos preguntarnos, éste ritmo respiratorio, a qué otra fuente está conectado? si nos desconectamos x ej, durante un día, ¿otra vez podemos reconectarnos a voluntad ?
-Entonces, qué es eso que nos mueve, y que nos da LA VIDA?
Todo en el Universo se manifiesta mediante ciclos y ritmos, que no podemos parar a voluntad; sino que debemos comprenderlos, y participar de ellos, para así evolucionar.
Es decir, que aquello que nos da la vida, es a la vez la fuente, pero como conocerla?
Podemos comenzar por lo mas cercano y tangible, que es nuestro cuerpo, y luego seguir con el medio que nos rodea, y luego con el cosmos.
Nuestras células, van cambiando, manteniendo un ciclo de reproducción, se van regenerando en el mejor de los casos, cuando la salud está en equilibrio y sino, se enfrían, se rigidizan y mueren prematuramente; entonces podemos padecer enfermedades o desequilibrios.
Nuestro cuerpo está formado por conjuntos de células, que forman órganos, éstos sistemas, y finalmente el todo que somos, con una capacidad y potencial únicos y diferenciados del resto.
Todos nuestros sistemas internos están interconectados, para en conjunto funcionar armoniosa e inteligentemente.
Pero por nuestro modo de vivir, hemos transgredido las leyes de la naturaleza, y nos hemos desfasado, x eso nos enfermamos.
Vivimos en un mundo rodeados de cables eléctricos, antenas, vapores, deseos, compulsiones, etc, y eso nos lleva por un camino donde nos distanciamos cada vez mas de los ritmos naturales, por decirlo de algún modo, y cuando algo nos pasa, o cuando paramos por propia voluntad o porque algo nos detiene, nos preguntamos tal vez, si eso es evolución.
Desde los existencialistas hasta los alquimistas o los médicos se han preguntado que es la vida, y como se la puede mantener o prolongar.
Todos deseamos tener salud para vivir plenamente y ser felices, pero ahora les pregunto cuantas personas sanas o felices encontramos?
Desde el punto de vista espiritual o religioso podríamos decir que los desafíos que se nos presentan en todo sentido, son posibilidades de trascenderlos y aprender, a veces con una guía, otras a ensayo y error.
Todos venimos con un potencial a desarrollar, pero a veces por condicionamientos sociales y culturales o con nuestras elecciones, o nuestros miedos, los perdemos de vista, o los dejamos dormidos en lo mas profundo.
Y es allí donde comienza el descontento, el no saber que nos corresponde a cada uno.
Pues cuando yo reprimo hay una parte de mi que no puede ser expresada, entonces me deprimo, y que hace la medicina tradicional con la depresión, da medicinas que suprimen el deseo de eso que no se puede expresar o no se sabe que es, pero la causa queda latente allí, sin resolver, y va cada vez mas profundo, mas hondo, y puede expresarse como enfermedad, porque lo que tenemos encerrado, tarde o temprano termina por salir, o escapar cuando no tenemos control,
y cuando sucede esto, en situaciones imprevistas o de emergencia, que nos impelen a reaccionar, y es allí donde decimos a nosotros: ese no soy yo, o a los demás, vemos una parte que no conocíamos.
Ante situaciones de emergencia, generalmente respondemos de una manera automática, con nuestro esquema animal o biológico, que reacciona con miedo, agresión o deseo de escapar.
Y ahí nuestro sistema nervioso colapsa, por eso es que está preparado, para eso y se divide en dos: simpático y parasimpático.
El primero alimenta todos los órganos, y está en la parte media del torso, y el segundo es el de emergencia, para que cuando el simpático se inhibe x alguna razón , comienza a funcionar el parasimpático craneal y pélvico.
Pero como en general en ésta época vivimos en stress, él parasimpático se desgasta por el exceso de uso, y ahí devienen las situaciones a resolver.
Cuando ésta parte biológica está perneada por la conciencia, o cuando estamos en armonía con nosotros mismos, el entorno y el cosmos, le reacción no nos desequilibra, simplemente es una respuesta a una situación, aunque utilizamos el potencial biológico, y volvemos rápidamente a equilibrarnos.
Pero cuando no tenemos las herramientas internas desarrolladas, o externas a disposición, esos desarreglos energéticos pueden enfermarnos.
Todos somos parte de un gran rompecabezas, o plan celestial, y en la vida debemos comprender cuál es el papel que nos toca interpretar.
Y a este desconcierto se suma el hecho de una educación masiva, sin contemplar los recursos personales, en tanto instruye, es decir coloca dentro, llena el recipiente, como si llegáramos a éste mundo vacíos, como si todo recién comenzara, cuando nacemos.

¿ de donde piensan que venimos? también allí podemos preguntarnos con que bagaje, entramos cada uno.
Cuando todo lo que nos rodea hacen un cotidiano lleno de estímulos externos, que casi no tienen en cuenta otras necesidades mas internas, y el respeto por los ritmos biológicos, la alimentación, el sueño, entramos en crisis, nos enfermamos, y nos perdemos de vista.
Generalmente estas situaciones nos llevan al darnos cuenta…cuando no recurrimos a tapar el síntoma , y estamos dispuestos a saber por donde es el camino correcto, tenemos diferentes recursos y conocimientos a utilizar, por ejemplo todo lo que nos lleve de regreso a eso que fluye con los ciclos de la naturaleza, sin que ello represente una vuelta hacia algo, sino una apropiación conciente de nuestro potencial, pues nuestro cuerpo es el traje que utilizamos en esta vida, y tenemos la obligación de mantenerlo sano y limpio, para que las partes mas sutiles puedan manifestarse y así ,si evolucionar sin interferencias, sólo las que conlleva el aprendizaje que vinimos a hacer a ésta vida.
Como podemos hacer para tener un cuerpo sano ?
Por ejemplo empezando por aprender a respirar concientemente. en primer lugar porque el ser humano es el único que puede modificar la respiración a voluntad , y esto le permite trascender ciertos estados biológicos, o automáticos, como dijimos, segundo le permite estabilizar su sistema nervioso, el que es regulado por el ritmo respiratorio, y en tercer lugar, oxigenar y estimular todas las células.
Todos los desequilibrios comienzan con la acidosis respiratoria, esto lleva a la acidosis sanguínea, pues es la sangre quien respira a través de los pulmones y lleva los nutrientes y el oxigeno a las células.
También es el impulso electromagnético, que proviene del acto de respirar lo que activa y conduce la energía a esos órganos, que bien nutridos químicamente, cumplen sus funciones a través del impulso nervioso.
Si, por situaciones emocionales, ese sistema nervioso no funciona armoniosamente, se descargan las tensiones en los órganos y éstos enferman.
Y así todo el organismo va entrando en situaciones límite que deben ser resueltas, para conservar la salud.
El cuerpo tiene cierta resistencia, pero cuando las demandas son excesivas, colapsa, y
sobreviene la enfermedad, que no es mas que un desequilibrio momentáneo, si lo tratamos, o puede llevarnos a situaciones críticas vitales o crónicas que nos interfieren en nuestra calidad de vida cotidiana.
Hay muchas herramientas, para salir de estas situaciones y realizar el aprendizaje que ellas nos proponen.



lunes, 19 de octubre de 2009

Toda la vida es Yoga.







El ser humano, esta dirigiéndose siempre hacia algo no realizado,
todo su recorrido
es una preparación
hacia lo que está mas allá de él.
El cuerpo
es la vasija, y la vida es el medio dinámico
para
la manifestación.
Por eso el sentido y utilidad verdaderos y plenos delyoga,
se cumplen cuando se torna
parte de lo cotidiano.
El campo de exploración somos nosotros mismos,
lo conciente e inconciente,
lo tangible y lo misterioso;
y
es así como a través las prácticas se realiza esta fusión
de
la naturaleza y el alma,
como esencia de
la vida, con todos los laberintos a recorrer.
Este
yoga alquímico,
promueve
la unión de los dos hemisferios del cerebro,
de modo que el conocimiento de sí se revela
permitiéndonos comprender ese otro orden,
del cual somos parte,
adquiriendo así mayor libertad y responsabilidad
en nuestra
vida.
En cada átomo de sustancia física, existe un punto de luz
en resonancia con
la chispa divina.
Al estar mas alertas y concientes, aceleramos nuestras vibraciones,
en busca de
mayor felicidad y realización,
logrando a través de ésta alquimia,
manifestar al máximo nuestro potencial.

"La
sanación es el resultado de la asociación entre
la
materia y la luz."



Contacto:esmeralda53@gmail.com
lacasaesmeralda@gmail.com